Comunicación

Noticias

  • El Departamento de Justicia de los EE.UU. y el órgano regulador del mercado de capitales americano reconocen avances en los procesos de conformidad
  • La decisión de las autoridades americanas sigue la del Ministerio Público Federal de Brasil, que certificó la actuación de Braskem y dio por finalizada a su monitoreo
  • El Presidente de Braskem habla del compromiso con la Conformidad y resalta la contribución de todos los que trabajan en la Compañía

Braskem cumplió todos los compromisos de conformidad asumidos con el Departamento de Justicia de los EE.UU. (DoJ, en la sigla en inglés) y con la SEC (Securities and Exchange Commission, el órgano regulador del mercado de capitales americano), lo que resultó en el fin del monitoreo externo en la compañía. Este monitoreo había sido instituido en el 2017, como parte de los acuerdos de clemencia de la compañía en el ámbito de las investigaciones de la Operación Lava-Jato. La decisión del DoJ y de la SEC de dar por finalizado el proceso sin necesidad de prorrogación certifica cuánto Braskem evolucionó en su sistema de conformidad.

El monitoreo externo tenía una previsión de tres años y podría ser prorrogado, pero la forma como la compañía condujo internamente las acciones de Conformidad demostró el compromiso de los accionistas y de la empresa en implementar de forma prioritaria algo tan importante. “Tenemos la convicción de que la actuación ética, íntegra y transparente está en todas nuestras acciones, sistemas y procesos y que todos los que aquí trabajan contribuyen para la mejoría continua de las prácticas de conformidad y gobierno”, expresó el presidente de Braskem, Roberto Simões. “Podemos decir que el programa de Conformidad fue fruto de mucha dedicación y profesionalismo de todos los equipos de Braskem”, complementa.

En marzo, el Ministerio Público Federal también había reconocido las mejorías alcanzadas por el programa de conformidad de Braskem y había terminado su monitoreo externo. La decisión del MPF se basó en la certificación de monitores independientes que certificaron el cumplimiento de todas las obligaciones asumidas en el acuerdo firmado entre el MPF y Braskem en el 2016 y la implementación de iniciativas adicionales recomendadas por estos monitores.

Durante el proceso de monitoreo independiente, la compañía estableció políticas y procedimientos, entrenó al 100% de las personas en los temas de conformidad, implantó controles anticorrupción, mejoró procesos y herramientas, estableció mecanismos para garantizar la adecuación y la efectividad de las prácticas de integridad, previniendo la ocurrencia de ilícitos y privilegiando la ética y la transparencia en la conducción de sus negocios, los cuales fueron pormenorizadamente evaluados y probados por los monitores.

El trabajo de los monitores incluyó evaluaciones detalladas de los principales elementos de un programa eficaz de conformidad: comprometimiento de la alta administración, evaluación de riesgos, entrenamiento y comunicación, medidas disciplinarias, mecanismos de denuncia e investigaciones, gestión de terceros, controles financieros y relación con agentes públicos entre otros. “El mantenimiento y el perfeccionamiento del sistema de conformidad de Braskem son constantes. Continuaremos evolucionando, trabajando con determinación y siempre con enfoque en la actuación ética, íntegra y transparente”, afirma Everson Bassinello, director de Conformidad de Braskem.