Comunicación

Noticias

Nacido en 1945, Tatti Moreno comenzó a trabajar en escultura a los 12 años, manipulando muñecos de alambre, goma y chatarra. Cuando ya adulto, en la Escuela de Bellas Artes de Salvador, tuvo como profesor a nada más ni nada menos que a Mário Cravo Júnior. A partir de allí, pasó a crear composiciones en bronce, acero inoxidable y aluminio. Son de su autoría, por ejemplo, los orixás bajo las aguas dulces del Dique de Tororó, en la capital bahiana.

Integrantes y público en general de Salvador, en Brasil, pueden visitar, hasta el 30 de septiembre, la exposición El Arte de Tatti Moreno, que cuenta algo de esa trayectoria. Exhibida en el Escritorio de Odebrecht S.A., la muestra reúne 50 piezas de diferentes períodos (algunas, cedidas por coleccionistas) y 15 obras inéditas. 

El 18 de agosto, la exposición contó con el lanzamiento de un libro homónimo. Del escritor Claudius Portugal, El Arte de Tatti Moreno narra historias personales y curiosidades del proceso de creación del artista. También se lanzó un vídeo con escenas de la carrera de Tatti, producido por el cineasta Pico Garcez. El proyecto tuvo el apoyo de Odebrecht, Braskem, Bradesco Seguros y Bahiagás. El libro se puede adquirir en las principales librerías de la ciudad.