Comunicación

Noticias

En junio, la SuperVia puso en operación su tren número 100 de origen chino, concluyendo la primera etapa de la renovación de la flota del sistema ferroviario de Río de Janeiro. Las nuevas composiciones adquiridas por la empresa de Odebrecht TransPort transportarán hasta 120 mil pasajeros en viajes con aire acondicionado, amplios interiores, circuito interno de TV y portaequipaje.

La SuperVia también finalizó en el mes pasado la modernización de la estación Magalhães Bastos, que atenderá a los pasajeros durante la Olimpiada con acceso al Centro Olímpico de Hipismo y al Parque Olímpico de Deodoro. En los dos lugares se llevarán a cabo competencias en las modalidades como básquetbol, tiro y rugby. 

“Desde hace cinco anos, nos comprometimos en reacondicionar el servicio. Reconquistamos la confianza de los pasajeros y, día a día, estamos recuperando la mayor red ferroviaria de transporte de pasajeros de Brasil”, subraya Herbert Quirino, presidente de la SuperVia. En febrero, la empresa finalizó la modernización de la estación Ricardo Albuquerque y continúa con la reforma de otras cuatro estaciones estratégicas para el evento deportivo, que se realiza en agosto.