Comunicación

Noticias

Odebrecht Ingeniería & Construcción Internacional - Infraestructura concluyó en septiembre la principal obra de Portugal, en el segmento de energía de las últimas décadas: el Aprovechamiento Hidroeléctrico del Baixo Sabor, localizado en el río Sabor, en la región Norte.

Concebida para cumplir 20% de reserva estratégica de energía del país y para dar soporte a las cuatro hidroeléctricas existentes en el río Douro, Baixo Sabor está formada por dos presas localizadas en el río Sabor, separadas por 10 km, y por dos embalses. Además de la construcción de la hidroeléctrica, el contrato fue responsable de un conjunto de obras complementarias, como carreteras, puentes, un túnel para el desvío de peces y el traslado de una iglesia del siglo XVII.

“Una de nuestras más importantes realizaciones, la obra marca de forma destacada nuestra actuación en más de 28 años en Portugal y nuestra contribución continua para el desarrollo sostenible”, subraya Fábio Januário, director-superintendente del Negocio en Portugal.

Con forma de bóveda

Uno de los diferenciales de la hidroeléctrica es la presa mayor, localizada aguas arriba del río. Con una estructura en bóveda, posee 123 m de altura y un ancho variable de 40 a 6 m. Su conclusión exigió la aplicación de metodologías complejas, como la construcción en bloques refrigerados artificialmente. La presa es la segunda mayor del país, con capacidad de almacenar hasta 1.000 millones de m3 de agua. 

Se destaca también la gestión eficiente del agua, realizada por medio de un sistema reversible. Ese sistema cuenta con el uso de energía eólica para el bombeo del agua, de vuelta a los embalses, en vez de desperdiciarla durante la noche.

Medioambiente

Otro desafío fue la localización. Baixo Sabor se  ubica en un territorio rico en patrimonio natural, con áreas clasificadas como Zona de Protección Especial. Para preservar el ecosistema local, se creó una comisión de acompañamiento constituida por 15 entidades ambientales que ayudaron en la  compensación y minimización de impactos. 

En ese marco, se creó el Centro de Interpretación Ambiental y de Rehabilitación Animal, se construyeron galerías para murciélagos y lagunas para aves como la Cigüeña Negra. También se realiza el monitoreo permanente de especies en peligro de extinción como el lobo, el desmán ibérico y aves de rapiña como el Águila Real.

Patrimonio histórico

Para preservar la historia de la región, rica en un acervo que se extiende por 500.000 años a.C., se ejecutó el mayor proyecto arqueológico de la Península Ibérica, con la movilización de 184 arqueólogos y tres mil sitios excavados manualmente que, juntos, suman lo equivalente a ocho canchas de fútbol. Los trabajos identificaron y catalogaron unas 850 mil piezas y fragmentos y 2 mil placas de arte rupestre del período de 40.000 a 10.000 a.C.

Para Fábio Januário, director-superintendente del Negocio en Portugal, la calidad técnica de los equipos y las metodologías empleadas fueron esenciales para el éxito del proyecto. “Nuestro trabajo garantizó la entrega de la obra con la calidad que el cliente esperaba de nosotros”, puntualiza Gilberto Costa, director de Contrato.  

Fábio Januário también destaca el compromiso de los integrantes. Atender a los elevados estándares de exigencia, con un equipo 100% portugués y formado a lo largo de nuestra trayectoria de actuación en el país, fue sin dudas nuestra principal conquista”, concluye.

El proyecto permitió la generación de 1.750 oportunidades de trabajo directas (de las cuales 60% fueron ocupadas por profesionales de la región) y 5 mil indirectas. El equipo técnico de la obra contó con 30% de mujeres.