Comunicación

Releases

Braskem Idesa, joint venture de la empresa petroquímica con el grupo mexicano Idesa, alcanzó un importante hito con la producción del primer lote de polietileno en el Complejo Petroquímico del México. 

Este hito es parte del proceso gradual de partida iniciado en diciembre con la entrada en operación del área de utilidades, seguida del cracker en marzo. Después de la partida de la primera planta de polietileno de alta densidad, ocurrida hoy, la expectativa es que las otras dos plantas de polietileno comiencen a operar también en este mes. A lo largo de los próximos meses, el objetivo es alcanzar la capacidad de producción de 1,05 millón de toneladas de polietileno por año.

“Con el inicio de la operación del Complejo Petroquímico en México, Braskem demuestra su capacidad de realización de un proyecto greenfield de gran porte, con el desafío adicional de ejecutarlo en el exterior”, afirma Carlos Fadigas, presidente de Braskem. El Complejo Petroquímico está alineado con la estrategia de Braskem de internacionalización de sus operaciones en América y de mayor acceso a materia prima competitiva base gas.

Localizado en el estado de Veracruz, el Complejo contempla un cracker de etano, integrado a tres plantas de polietileno, además de las plantas de utilidades (energía, agua y vapor). El suministro de etano está asegurado por un contrato de 20 años con Pemex (estatal mexicana de petróleo y gas), a un precio competitivo, con referencia en el gas norteamericano. 

Braskem Idesa ya posee una cartera de clientes estructurada, formada por más de 350 empresas en México y también diversos convenios con distribuidores para ampliar el acceso al mercado. 

El Complejo Petroquímico ayudará a reducir parte del déficit del sector químico en México, que llega a US$ 20 mil millones, según la Asociación Nacional de la Industria Química de México, pudiendo generar un impacto positivo en la balanza comercial mexicana de entre US$ 1,5 mil millones y US$ 2 mil millones por año.